Régimen de Propiedad Horizontal en Bolivia      
Noticias

Esp / Ing

En la última década, en nuestro país, se ha suscitado un fenómeno de crecimiento vertiginoso de construcciones en altura (edificios) y complejos habitacionales cerrados (condominios), los cuales se adecuan al ámbito jurídico mediante una institución jurídica denominada propiedad horizontal, la cual hace alusión al conjunto de normas que regulan la división y organización de diversos inmuebles, como resultado de la segregación de un edificio o de un terreno común.

En Bolivia esta institución jurídica está regulada por la Ley de Propiedad Horizontal de 30 de Noviembre de 1949 y también por la sección III del Capítulo Primero del Código Civil Boliviano vigente en sus artículos del 184 al 200.

Hay que entender que la propiedad horizontal no es un bien inmueble en particular, sino que refiere más bien a un régimen que reglamenta la forma en que se divide un bien inmueble y la relación entre los propietarios de los bienes privados y los bienes comunes que han sido producto de la segregación de un terreno o edificio, la cual se realiza por medio de un Adecuación al Régimen de Propiedad Horizontal, producto del cumplimiento de una serie de requisitos, reglamentados por cada municipio que se refleja al final con una Resolución Ejecutiva o Resolución Técnico Administrativa que aprueba la división del terreno o edificio, para su posterior protocolización e inscripción en las Oficinas de Derechos Reales del Municipio correspondiente, lo que genera un folio real individualizado de cada unidad habitacional o comercial y de sus dependencias como garajes, parqueos, depósitos o bauleras.

La propiedad horizontal permite la organización de los copropietarios, la administración de los recursos - expensas – para la conservación y goce de las partes comunes, recursos que según nuestra legislación deben ser cubiertos por cada co-propietario en proporción al valor de cada propiedad, gastos de manutención obligatorios sin importar, si cada co – propietario use o no use, tanto su propiedad como las áreas comunes. Al respecto es menester también hacer presente, que lo aconsejable en un edificio o inmueble bajo el régimen de Propiedad Horizontal es tramitar la respectiva personería Jurídica ante la Gobernación del respectivo departamento, para ser sujetos de derecho, poder aperturar cuentas bancarias a nombre de la asociación de co-propietarios, firmar contratos y específicamente para poder cobrar judicialmente las expensas comunes, ya que los documentos de crédito por expensas comunes en edificios afectados al régimen de propiedad horizontal son títulos ejecutivos, conforme dispone el inciso 5 del Art. 379 de la Ley 439 de 19 de Noviembre del 2013, referente al nuevo Código Procesal Civil.

La Propiedad Horizontal se trata de una especial división de la propiedad que se ejerce sobre viviendas, oficinas, locales comerciales, estacionamientos, centros comerciales, en los que se divida un condominio, centro comercial o edificio y que le atribuye al titular de dichas unidades un derecho de propiedad absoluto y exclusivo sobre las mismas, y un derecho de co-propiedad forzada respecto a los bienes de dominio común. Junto con la propiedad privada, el derecho de propiedad horizontal incluye un porcentaje de propiedad sobre los elementos comunes de todos los propietarios de pisos en el edificio, condominio o centro comercial. Tales elementos se consideran necesarios para el adecuado uso y disfrute de la propiedad individual y común, por lo que la cuota que exista sobre ellos es completamente inherente a la propiedad individual, siendo inseparable de ésta, conforme establecimos precedentemente, además de estar normado por el inciso III del Artículo 188 del Código Civil Boliviano.

Cabe resaltar que la propiedad horizontal es una mezcla de propiedad individual y copropiedad, empero no es una empresa, no es una sociedad, ni tampoco es una entidad sin ánimo de lucro cualquiera. Es una Asociación que aglutina a todos los co-propietarios de un complejo bajo el régimen de Propiedad Horizontal, para la Administración de los recursos para el mantenimiento y conservación de la propiedad general y por ende la Propiedad Individual, por lo tanto se trata de una entidad sin ánimo de lucro distinta y única.

Habiendo ya entendido la esencia de la Propiedad Horizontal, a manera informativa y para beneficio de la opinión pública tengo a bien puntualizar a continuación, cuales son los documentos necesarios que debo revisar o exigir a momento de comprar un bien o bienes bajo el Régimen de Propiedad Horizontal.

DOCUMENTOS NECESARIOS PARA LA COMPRA DE UN DEPARTAMENTO EN PROPIEDAD HORIZONTAL

Si usted está pensando en adquirir un departamento, este tipo de inmueble se denomina en Propiedad Horizontal, por lo que fuera de los requisitos comunes para una compra de una propiedad común, debe verificar otra documentación, a continuación detallo todos los documentos mínimos que usted debe verificar para realizar esta compra:

  1. Escritura Pública o Título de Propiedad del Inmueble donde se edificó el Edificio, a nombre del propietario con quien realiza la transacción;
  2. Escritura Pública de Adecuación al Régimen de Propiedad Horizontal (Edificio - Condominio) Inscrito en Derechos Reales;
  3. Escritura Pública de Reglamento Interno de la Propiedad Horizontal (Edificio - Condominio);
  4. Registro Catastral de la Propiedad Horizontal (Edificio - Condominio);
  5. Registro Catastral de la Propiedad Horizontal (Edificio - Condominio);
  6. Folios Reales independientes del Departamento, Parqueo y Baulera;
  7. Comprobantes de pago de Impuestos Municipales de las últimas Cinco Gestiones, incluyendo la que este en cobranza;
  8. Resolución Ejecutiva que aprueba la construcción del Edificio;
  9. Planos Aprobados del Departamento, Parqueo y Baulera;
  10. Plano Aprobado del lote donde se construyó el Edificio.
  11. Fotocopias a color de las Cédulas de Identidad del Vendedor y Cónyuge si fuere casado.

Una vez verificada, la documentación precedentemente citada, se confecciona la minuta traslativa de dominio y adicionalmente El o Los Compradores deberán proporcionar los siguientes documentos para el inicio del trámite de regularización de la propiedad a su nombre:

  1. Dos fotocopias a color de sus cédulas de identidad, con firma al medio e impresión del pulgar derecho en cada fotocopia; y
  2. Dos fotografías a color, tamaño 3x3 con fondo rojo de cada comprador. Es importante que toda la documentación precedentemente señalada, sea presentada ante un profesional de su confianza, que conozca de este tipo de propiedades (Abogado), para la verificación de la misma, y lo más importante, para garantizar que su inversión sea totalmente segura.